Milicia de Santa María

Nueva Evangelización.


En clase el profesor de religión nos animó a hacer una reflexión sobre la nueva evangelización, me inspiré en una carta de Benedicto XVI. He decidido compartirla con vosotros:


El hombre desde que nace va buscando  la felicidad, su vida es un proyecto incompleto; es necesario estar siempre atentos para responder a esta pregunta: ¿Cuál es el camino que lleva a la felicidad? Evangelizar quiere decir mostrar ese camino, enseñar el arte de vivir.Jesús al comienzo de su vida pública (Lc 4, 18) dice “he venido para evangelizar a los pobres”.  La pobreza más profunda que tiene el hombre es creer que su vida es absurda y contradictoria. Esta pobreza se manifiesta de formas muy diversas, tanto en las sociedades materialmente ricas como en los países pobres: incapacidad para la alegría, incapacidad de amar que produce envidia, avaricia y otros vicios que arruinan la vida de las personas. Por eso, es necesario devolver al hombre su verdadera razón, el auténtico motivo para vivir y como vivir. Para esto es necesario una nueva evangelización.
Esta nueva evangelización, debe llegar al hombre moderno, porque todos necesitamos del Evangelio. El Evangelio está destinado a todos y no sólo a un grupo determinado, y por eso debemos buscar nuevos caminos para llevar el Evangelio a todos.
La nueva evangelización debe usar métodos modernos para hacer más accesible y comprensible la voz del Señor, para que Dios entre en la vida de cada hombre. Hay que empezar poco a poco, con un pequeño granito, llegando hasta  la renuncia del propio yo, esto es, convertirse, no vivir como viven todos, no hacer como hacen todos, no sentirse justificados en acciones dudosas, ambiguas… Comenzar a ver la propia vida con los ojos de Dios; buscar el bien, aún cuando sea incómodo; buscar un nuevo estilo de vida, una vida nueva. La evangelización también debe tener presente el aspecto práctico. Dios no puede conocerse solo con palabras. Anunciar a Dios es introducir en la relación con Dios: enseñar a rezar. Sólo en la experiencia de la vida con Dios aparece también la evidencia de su existencia. Por esto son importantes las escuelas de oración, de comunidad de oración, comunidad de vida, un espacio común del nuevo estilo de vida. El Evangelio crea vida, crea comunidad de camino; una conversión puramente individual no es suficiente.
El mensaje cristiano es en realidad muy simple. Hablemos de Dios y del hombre, y así lo diremos todo.
Esta entrada fue escrita por citaspmorales y publicada el 10/02/2012 a las 15:06. Se guardó como Compromisos de militante, Nueva Evangelización, Uncategorized. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: