Celebrando el cumpleaños de un militante.

Cuando joven encuentra un hogar en el que se siente parte de una familia joven, comienza a creer que es posible ser fiel a los anhelos más profundos de su corazón. No es necesario traicionar la conciencia para ser joven. Pero se necesita encontrar un ambiente, un lugar, un Corazón que acoja…

Celebrar un cumpleaños, tener una reunión formativa, aprender a escuchar la Presencia de Dios en el silencio, una amistad vivida en profundidad…

En Zamora, la Milicia de Santa María sigue trabajando con ilusión desde hace años, para hacer posible que jóvenes crezcan según el Evangelio, en medio de sus ocupaciones diarias…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *