Ave María.

Mañana, día de la Virgen de Fátima,  día del rosario de la Aurora,  saldremos por las calles de nuestras ciudades a rezar a María su oración preferida: el Rosario.

El Rosario es esa oración sencilla y profunda con la que María nos conduce a Cristo. La Virgen María en Fátima nos encomienda orar con fiel devoción esta cadena  de Ave Marías pidiendo por los pecadores y la Paz en el mundo.

Nosotros, elevando nuestra plegaria a la Virgen de Fátima seamos fieles al rezo del Santo Rosario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *